Un projecte de
  • Captació de fons
  • Educació i cultura
  • Infantesa i joventut

Conocemos a Colón y nos damos un chapuzón. Viaje a la playa y a la “cuna” del descubrimiento de América.

En Candelita contribuimos al futuro de la sociedad apoyando a las niñas y niños de hoy

Niñas y niños tienen la capacidad de sorprenderse con cada experiencia nueva que viven, con cada nuevo descubrimiento que les ofrece la vida. Para ellos una salida de unos días es una gran oportunidad de abrirse al mundo, de integrarse en su entorno, de compartir sensaciones, de construir algo más su personalidad.

El verano –concretamente las vacaciones -, suele ser la época del año que conforma muchos de los mejores recuerdos infantiles. Pero, en muchas ocasiones, también es la estación del año más complicada para niñas y niños en las que sus familias no pueden destinar parte del escaso presupuesto familiar a viajar, a conocer otros lugares. En el caso de las niñas y niños objeto de este proyecto, la época estival no es fácil; ya no van al colegio, pierden el contacto con muchas de sus compañeras y compañeros, no viven en urbanizaciones con piscinas privadas, en su pueblo solo hay una piscina demasiado cara para las familias, así que en la mayoría de las familias su ocio veraniego se reduce a estar en casa viendo la televisión (hace demasiado calor para estar en la calle).

Por ello, con tu aportación con motivo de GivingTuesday, en cuanto cierren los libros del curso 2017/2018, las niñas y niños que reciben apoyo escolar por parte del área socioeducativa en nuestras instalaciones de Galapagar, harán las maletas rumbo al mar, para que disfruten por primera vez en casi todos los casos de la playa, conviviendo con otras niñas y niños, realizando visitas culturales y conociendo uno de los entornos naturales más privilegiados de Europa.

La playa de Torre del Loro se encuentra en el municipio de Mazagón (Huelva). Dispone de unas aguas tranquilas con una arena fina y dorada. Está formada por unos acantilados de arenisca que llegan a los 30 metros de altura y sobre los cuales se forman dunas. Está ubicada dentro del Parque Nacional de Doñana, en un entorno único, de bosques de pinos de gran belleza y valor natural. Para alcanzar esta playa, una de las más silenciosas de Europa, se camina entre pinos y eucaliptos.

Las características de esta playa son ideales para el disfrute de niñas y niños, ya que sus aguas son tranquilas y su larga extensión hace que jugar en la orilla del mar sea tan placentero como seguro.

El nombre le viene por la torre almenara que existió en la orilla y de la cual a día de hoy quedan algunos restos. La torre fue construida en el siglo XVI bajo las órdenes de Felipe II, para proteger la costa de los constantes ataques berberiscos.

A muy pocos kilómetros de la playa que va a ser nuestra zona cero se encuentra La Rábida, el Muelle de las Carabelas y Palos de la Frontera, donde las y los participantes se acercarán a la historia del Descubrimiento de América.

No dejaremos de visitar el Pino Centenario declarado en 2003 Monumento Natural: un pino piñonero con más de 300 años que cuenta con una altura de 18 metros.

La estancia, se realizará en compañía de profesionales perfectamente cualificadas que posibilitarán la realización de las diferentes actividades culturales, supervisarán los baños en la playa, los paseos por la naturaleza y, naturalmente, serán facilitadoras de la amistad y las relaciones de cooperación entre las niñas y los niños.

Para que lo hagamos posible resulta imprescindible tu ayuda, la de todas y todos los givers, a través de una pequeña donación puntual.