Un projecte de
  • Captació de fons
  • Educació i cultura

DETECTIVES SOCIALES. EDUCACIÓN PARA EL TALENTO Y EL COMPROMISO SOCIAL

Se trata de un proyecto socioeducativo destinado a alumnado de primaria y E.S.O. donde se convierte el aula o espacio formativo (escuela, centros sociales o entidades) en un laboratorio de talento social.

El proyecto consiste en que el alumnado de la mano de sus docentes o monitores asumen un reto social. Dicho reto estará relacionado con el lanzamiento de campañas de sensibilización social para prevenir comportamientos de riesgo vinculados al uso de la violencia (acoso escolar, violencia de género, violencia filioparental o vandalismo); estas campañas tendrán que lograr un impacto en la comunidad (escuela, barrio, ciudad).

Para poder alcanzar el reto, cuentan con materiales didácticos actuales y una guía para utilizar el ecosistema digital de aprendizaje, así, mientras desarrollan el proyecto aprenden a hacer un buen uso de las nuevas tecnologías. Además, se entregan las “cajas de trabajo del detective social” que contienen dinámicas con pistas, instrucciones y libro de seguimiento de objetivos.

Más de 600 niños y niñas se han convertido ya en detectives sociales en los últimos 4 años y han hecho campañas contra el acoso escolar o para detectar el conocimiento que tiene la ciudadanía sobre los efectos del vandalismo. Pero sobre todo, ahora saben identificar algunos comportamientos de riesgo, han aprendido a trabajar en equipo, a hablar en público; incluso, han mejorado su rendimiento académico por estar más motivados.

Necesitamos apoyo económico para crear los materiales pedagógicos que servirán para que más detectives sociales puedan afrontar retos sociales en cualquier ciudad. El proyecto se desarrolla durante un curso académico. Estos materiales son fichas con dinámicas para que el docente pueda desarrollar con su equipo de detectives, se trata de actividades sencillas para motivar y que aprendan de forma significativa a identificar las conductas que no son adecuadas. Están convenientemente adaptados a diferentes edades y siempre desde una óptica positiva y prosocial. Además, también se diseñan pequeñas tareas para hacer en familia, de tal forma que los detectives sociales puedan compartir en su casa la acción que están llevando a cabo. Los temas que se trabajan con los materiales son: temática del reto (identificación de conductas de tipo violento, identificación de conductas positivas, trabajo en equipo, habilidades para la comunicación, diseño creativo de un proyecto y organización de acción social).

Necesitamos llenar las ciudades de detectives sociales para llenar las ciudades de personas concienciadas con la necesidad de prevenir las conductas violentas.

Fes una donació