Un projecte de
  • Captació de fons
  • Integració socio-laboral
  • Persones grans

¿Me ayudas a encontrar un hogar?

Dicen que la vida es dura. Creételo porque es cierto. Me llamo Joan, tengo 56 años y -aunque no lo hubiera pensado nunca- he malvivido en la calle. Mi vida de antes la recuerdo como una utopía: trabajo, familia, seguridad económica. Después de 25 años trabajando en una revista, me echaron por un ERE. Busqué trabajo pero no encontré nada y esto hizo que mi situación familiar se resintiera. Me divorcié y ya no tengo contacto con mis hijos. De aquí a vivir en la calle pasaron unos días. La situación me deprimía y la bebida me ayudaba a olvidar: odiaba dormir en los albergues así que me busqué un cajero. Tenía miedo de que me quitaran la ropa, que me hicieran daño… la supervivencia me generaba estrés. Un día, mi cabeza dijo basta y me dirigí a Cáritas. Allí me han ayudado a superar el sinhogarismo: ahora, por fin, tengo un hogar, en los pisos compartidos Ramon Albó, un lugar donde me siento protegido, donde puedo descansar y comenzar una nueva vida.

Desgraciadamente, muchos compañeros no han tenido todavía esta oportunidad. Está en tus manos: ayúdanos a poder ofrecer un hogar a aquellas personas que viven en la calle. Con 63 € una persona puede dormir durante una semana en un piso compartido y, con 268 €, se les puede ofrecer un hogar durante un mes entero. Piensa que un día, aunque nunca se te haya pasado por la cabeza, también te puede pasar a ti.