Un projecte de
  • Captació de fons
  • Cooperació internacional
  • Drets humans
  • Discapacitat

Terminemos de construir su casa y su escuela

Dididai trabaja con residentes con discapacidad severa en un hogar de acogida de menores en Katmandú. Necesitamos fondos para concluir la construcción de su nueva escuela y el hogar que necesitan.

Cuando los conocimos por primera vez, en 2009, nuestro alumnado carecía del apoyo especializado que necesita y ni siquiera disfrutaba de niveles razonables de estimulación o interacción social. La mayor parte de ellos nunca habían estado escolarizados.

Gracias a la labor de Dididai y la del equipo profesional que empleamos en Katmandú, estos niños, niñas y jóvenes tienen clase 6 días a la semana en nuestro centro de educación especial, en el mismo orfanato. Los que lo precisan reciben además fisioterapia. Su salud, su calidad de vida y su dignidad han mejorado ostensiblemente. Son más felices, disfrutan de su rutina diaria, reciben una educación personalizada, participan en actividades que los motivan y forman parte activa de su comunidad.

Además de los salarios del equipo educativo, del fisioterapeuta y del equipo de atención, un total de 9 personas, Dididai costea alimentos, pañales, material escolar, ropa, etc.

El edificio donde residía y estudiaba nuestro alumnado fue destruido por el terremoto de abril del 2015. El lugar donde están ahora no reúne las condiciones necesarias para garantizar su bienestar. Dididai está construyendo una nueva escuela y un nuevo hogar, para el que de momento no nos alcanzan los fondos. Necesitamos 10.000 euros para poder completar la unidad residencial.