Un projecte de
  • Captació de fons
  • Animals
  • Discapacitat
  • Infantesa i joventut

Una Pata, una Sonrisa

El proyecto “Una pata, Una Sonrisa” nace con la intención de hacer más fácil el camino a los niños/as con el Trastorno del Espectro del Autismo y, por supuesto, sus familias.

Por un lado, becamos a niños para poder hacer las terapias asistidas con perros de manera gratuita, siempre y cuando no puedan sufragar el gasto de las mismas, pero también subvencionamos entre el 65 y 70 % del coste de un perro de asistencia.

Para ello, hemos creado este proyecto con la intención de poder llegar a más niños y niñas!

¿En qué consiste el proyecto?

Terapia Asistida con Perros en niños/as con TEA:

  • Realización de una sesión semanal individual de terapia con perros destinada a:
    • Mejorar el área de la comunicación
    • Favorecer el lenguaje verbal y no verbal
    • Aumentar el contacto visual
    • Reducir la conducta estereotipada
    • Mejorar el comportamiento situacional
  • Realización del libro “Terapia Asistida con Perros en Autismo”, con la intención de promover una metodología de trabajo específica en este tipo de terapias, según las fases de desarrollo de cada niño.
  • Selección, entrenamiento, entrega y acreditación de perros de asistencia para niños/as con TEA. Estos perros tienen, entre otras, las funciones siguientes:
    • Anclaje en calle
      • Muchos niños/as con TEA salen corriendo en la calle, sin previo aviso, y sin tener en cuenta los peligros. En estos casos, el perro, que va anclado al niño/a se para, haciendo de ancla para que el niño no pueda avanzar.
    • Calma en ataques comportamentales
      • Muchos niños/as con TEA se autoagreden o agreden a personas de su entorno, sin control sobre sí mismos. En estos casos, el perro acude al niño y lo ayuda a calmarse.
    • Interrupción de las estereotipias
      • Cuando los niños/as con TEA tienen conductas estereotipadas, como aleteo de manos o balanceo, entre otras, le enseñamos al perro a posicionarse con el niño de manera que interrumpa este comportamiento.
    • Ayuda al dormir
      • Muchos niños/as con TEA duermen mal o les cuesta dormirse. En este caso, le enseñamos al perro a dormir con el niño/a, cuando este lo abraza, toca y siente su respiración, entra en un estado de relajación que favorece el descanso.
    • Aviso en caso de emergencia
      • Hay casos en los que la familia no quiere que el niño/a con TEA entre en algún lugar de la casa sin supervisión. Si esa situación ocurre, el perro avisa a la familia con un ladrido o tocando un botón de aviso.